Miedo a enamorarse


Hemos crecido toda la vida con la idea del amor romántico, a partir de películas, libros, ver personas que se besan en la calle, y dentro de una sociedad que muchas veces trata de instalar que tener pareja es sinónimo de felicidad. Para empezar, hay una presión implícita e impuesta a lo que significa enamorarse o vincularse con un otro.


Filofobia, ¿qué es?


Al miedo extremo a enamorarse o al amor se le llama filofobia, en la que puede sonar en reiteradas ocasiones la frase “me estoy enamorando y tengo miedo”.

Los filofóbicos tienden a evitar cualquier tipo de relación afectivo-emocional, y como cualquier fobia, puede tener sus síntomas psicológicos, físicos y emocionales.

No se refiere a los nervios antes de salir con alguien o cuando te empieza a gustar, sino a un miedo irracional el cual afecta la vida cotidiana de quien lo padece.

Puede deberse a una experiencia traumática del pasado, o al miedo al rechazo o a que te hagan daño, temor al compromiso, creando así una barrera emocional para involucrarse lo menos posible.


Una persona que tiene miedo a enamorarse por lo general comienza a alejarse cuando ve que una relación podría avanzar, evadiéndola y mostrándose indiferente.

Se centran en los defectos de la otra persona y allí ponen su atención, hasta ocasionan conflictos para que la otra persona termine por abandonar la relación. Puede que prefieran mantener vínculos a distancia, o mismo relacionarse con gente en la cual no tiene mucho en común para que “naturalmente” no funcione. Incluso puede que este miedo se expanda a otras ocasiones de la vida donde aparecen el amor y el compromiso, como un proyecto, una profesión, y se teme a perder la individualidad y ser dependiente.


No es que no quieran experimentar el amor, si no que cuando creen que está a punto de pasar, la ansiedad y los pensamientos negativos aparecen e incluso pueden ocasionar síntomas físicos como mareos, sudoración, ataques de pánico, taquicardia, malestar estomacal.




¿Cómo perder este miedo?


El primer paso está en reconocer y asumir lo que te sucede. El hecho de sincerarte al contrario de mostrar debilidad te hace más fuerte. Identificar tus mecanismos de defensa, centrarte en el presente y dejar atrás los malos pensamientos sobre enamorarse.


Como en todas las fobias, se recomienda acudir a un/a terapeuta que te escuchará y trabajará para modificar ciertas conductas y creencias, y podrás enfrentarte a lo que temes y llevar a cabo una vida más placentera.


#miedo #enamorarse #amor #fobias #filofobia #terapia #psicologia #terapiamia







0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo