Síndrome de la persona esponja


Sabemos que las esponjas tienen la cualidad de absorber, pero, ¿conocías el término de personas esponja?


Las personas esponja son, en su mayoría, altamente sensibles.

Se caracterizan por atraer la energía tanto positiva como negativa de los demás, por lo que son sumamente perceptivas y viven las emociones con una alta intensidad.


¿Cómo saber si soy una persona esponja?


Algunas señales para identificar si lo eres:


  • Priorizas al resto sobre ti: Le das más importancia a los demás que a ti mismo y te pones en último lugar.

  • Sufres demasiado por exceso de empatía: Te pones mal constantemente por lo que le sucede al otro.

  • Te responsabilizas por problemas ajenos.

  • Eres intuitivo/a

  • Te impactan las malas noticias.

  • Eres muy sensible a las críticas

  • Tiendes a ayudar siempre al otro.


Por supuesto que es positivo tener empatía y ayudar, pero es importante evitar interiorizar los problemas de los demás absorbiendo el dolor, los miedos y las tristezas que no nos pertenecen.





¿Qué hacer si tengo el síndrome de la persona esponja?


Si no es un aspecto que quieras modificar, puedes no hacer nada al respecto. Si crees que necesitas realizar un cambio, puedes enfocarte más en tus emociones, rodearte de personas con energía positiva, aprender a establecer límites, escucharte más a ti mismo y priorizarte.


Lo principal es encontrar un equilibrio para que la alta sensibilidad te afecte lo menos posible en tu vida cotidiana, y saber en dónde y con quién utilizar tu energía.


#personasesponja #esponja #sensiblidad #empatia #personalidad #terapia #psicologia #saludmental


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo