¿Que es dislexia?

La dislexia es un tipo de trastorno del aprendizaje. Las personas con un trastorno del aprendizaje suelen tener dificultades comunicativas que se evidencian en las palabras y/o los números. Hay varios tipos de trastornos del aprendizaje. "Dislexia" es el término que se usa cuando una persona tiene dificultades para aprender a leer y a escribir, más allá de su capacidad intelectual y sus ganas de estudiar.


Se considera un trastorno del aprendizaje que puede detectarse cuando el niño es pequeño o cuando ya está en primaria. Puede aparecer sola o junto a otras dificultades, como problemas de percepción visual o de memoria. Tal como mencionamos, la inteligencia no tiene nada que ver con la dislexia. Los niños/as con dislexia no son menos inteligentes que el resto de los escolares ni tienen menor capacidad intelectual. Tampoco está vinculada con la condición cultural, social o económica.


Causas de la dislexia


Muchas investigaciones que se han hecho para indagar respecto a las causas de la dislexia, indican que la misma ocurre porque el cerebro procesa la información de manera diferente. Las imágenes cerebrales muestran que, cuando la gente con dislexia lee, usa partes del cerebro distintas a las que usa la gente sin dislexia.


La mayoría de los niños, cuando empiezan a leer, lo hacen percibiendo que las palabras están formadas por sonidos (esto recibe el nombre de "conciencia fonológica"). Después, relacionan esos sonidos con las letras del abecedario (correspondencia entre fonemas y grafemas). Finalmente, aprenden a combinar esos sonidos (y letras) para formar palabras y, después de un tiempo, terminan reconociendo de forma automática las palabras que han visto muchas veces.


Los niños con dislexia, sin embargo, tienen problemas tanto de conciencia fonológica como para establecer correspondencias entre los grafemas y los fonemas. Por este motivo, la lectura no llega a convertirse en un proceso automático sino que continúa siendo una tarea lenta y que requiere un gran esfuerzo


Una suposición habitual consiste en creer que la dislexia implica invertir el orden de las letras dentro de las palabras, por ejemplo, leer "vea" en vez de "ave". Este tipo de problema puede formar parte de la dislexia, pero hasta el primer o segundo grado de primaria es muy común que todos los niños inviertan las letras de las palabras, no solo los que tienen dislexia. Los principales problemas de los niños con dislexia afectan a la conciencia fonológica, la correspondencia fonema-grafema y el reconocimiento rápido de las palabras.





Síntomas de la dislexia



Principalmente, podemos destacar los siguientes síntomas tanto en niños/as como adultos disléxicos/as:


  • Dificultad para aprender: Las personas con dislexia suelen presentar dificultades tanto para aprender el alfabeto como para leer o deletrear.

  • Malinterpretación de letras: En el momento de leer, un disléxico/a suele confundir algunas letras por otras. Por ejemplo, algunas de las confusiones más comunes son entre las letras b y d, p y q.

  • Mala pronunciación: Las personas con dislexia pueden experimentar diferentes dificultades para la pronunciación, especialmente para aquellas palabras que son más largas.

  • Dificultad para reconocer ciertas palabras: La dislexia también puede afectar a la capacidad para reconocer ciertas palabras que se usan de manera frecuente.

  • Dificultad para diferenciar sonidos: La dislexia también afecta a la capacidad para poder distinguir entre dos sonidos diferentes.

Todos estos síntomas de la dislexia pueden hacer que tanto los niños/as y adultos experimenten dificultades para resumir historias, memorizar palabras / frases, entender chistes, así como aprender un segundo idioma.


¿Cómo se trata la dislexia?


Cuando la dislexia se diagnostica, se la suele descubrir en la escuela primaria. En algunos casos, no es evidente hasta que el niño es mayor y se espera que lea y entienda materiales escritos más extensos y complejos.


Afortunadamente, con la ayuda y el apoyo adecuados, la mayoría de niños con dislexia aprenden a leer y a desarrollar estrategias que les permiten seguir el ritmo de las clases ordinarias.


Los niños con dislexia suelen trabajan con un profesor de apoyo, tutor o educador psicopedagógico especializado en la lectura que les enseña a leer y escribir, así como a controlar este trastorno.


Si la dislexia se detecta a tiempo normalmente tiene un buen pronóstico, con un buen apoyo y utilizando estrategias de intervención los niños aprenden a leer y a escribir de forma óptima. Este trastorno no desaparece pero se supera.


El tratamiento de la dislexia pasa por evaluar al niño y establecer cuál es el mejor método para adecuar su desarrollo. Por norma general, suelen darse estrategias de aprendizaje para que el menor mejore sus habilidades en lectoescritura.


También se trata de fomentar actividades que le puedan aportar confianza al niño, ya que las dificultades en el aprendizaje suelen generar mucha frustración y ello puede desencadenar problemas de autoestima. Asimismo, se buscará el modo de profundizar en aquellas aptitudes que el paciente muestre más desarrolladas.


Por supuesto, toda la atención que el profesional presta es individualizada, ya que no todos los niños tienen las mismas necesidades. Es bueno que tanto el profesional como los padres trabajen de manera conjunta con el menor para que los resultados sean los esperados.



Bibliografía

  • Dyslexia. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/conditions/dyslexia


  • Perlstein, D (2020). Dyslexia. MedicineNet. https://www.medicinenet.com/dyslexia/article.htm


  • Legg, T (2020). What to know about dyslexia. Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/186787



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo